7 eventos en vivo

Ya funcionan molinos con bajo viento en el Chaco

16 feb 2017
07h23
  • separator
  • comentarios

Pensado para las demandas de la pequeña escala, técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Sáenz Peña, Chaco, diseñaron un molino eólico que funciona con poco viento y lo mismo extrae agua.

Bombea a partir de vientos de ocho kilómetros por hora, agua de hasta 12 metros de profundidad y su principal característica, además de ser construido con materiales de descarte, es su bajo costo.

Vale seis veces menos que un molino convencional y, de acuerdo con los técnicos del instituto, satisface los requerimientos productivos de pequeñas y medianas explotaciones.

"El prototipo original se construyó con cuatro tachos cortados a la mitad, dispuestos en forma de cruz. Luego este planteo se complejizó y se buscó la disposición equilibrada de cinco mitades, debido a que esta cantidad optimizaba el aprovechamiento del viento y mejoraba la extracción de agua", comentó Carlos Derka, especialista del INTA Sáenz Peña.

Sostuvo que "en los molinos tradicionales, las aletas son aspas que giran con el viento. Nosotros utilizamos la mitad de los tachos de 200 litros, porque queríamos recuperar elementos que pudieran reutilizarse".

Con aerómetros y caudalímetros, los técnicos pudieron estimar que el generador eólico -denominado "molino de eje vertical de bajo costo"- comienza a girar con vientos de 8 km por hora y alcanza un funcionamiento óptimo a velocidades de entre 16 y 18 kilómetros por hora.

Esta actividad permite extraer hasta 200 litros de agua por hora, ubicada a entre 8 y 12 metros de profundidad.

"A razón de 10 horas trabajadas por día, esta tecnología abastece un tanque de 2.000 litros que es el volumen promedio requerido por un productor de pequeña y mediana escala", calculó Derka.

Para su construcción, se ubican cinco medios tachos en forma de estrella, unidos a un eje central, en cuyo extremo hay un disco; éste transfiere el movimiento circular del caño a otro sistema que hace subir y bajar un pistón, cuyo movimiento permite la extracción del agua.

En la actualidad, esta tecnología es aplicada por tres productores de la zona y hay dos ubicados en unidad del INTA Sáenz Peña con fines demostrativos.

El coordinador Sergio Justianovich señaló que "a su vez, la población rural presenta dificultades de energía asociadas a la vivienda, aspecto que limita las posibilidades de desarrollo", al destacar el desarrollo del molino de bajo viento.

Noticias Argentinas

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad